Despertar


Pasaron dos meses y si te digo que no hay nada que me guste más en este mundo que abrazarte para luego despertar ¿me creerías? Tengo claro que ya no estoy en tu lista, hubiese preferido ser solo Martin y no el “autor” de todas estas palabras que día a día me asfixian pero al mismo tiempo me relajan, como esa pastilla por la noche que me calman la ansiedad de esos demonios en mi triste ser. Por más que lo intente no puedo cambiar esto que soy, esto que alguna vez te hipnotizó pero mi cuerpo es consciente de que la llamada que tanto espero no va a llegar y que no es mas que uno de los tantos sueños esos que soñé a tu lado.

Hoy me levanto, me subo a mi bicicleta y me dirijo a ese maldito trabajo que hoy en día tanto me da, en mi cabeza tengo un propósito, soy el hombre que lucha por construir nuevas rutinas para tener un mundo mejor. Ya no busco en las sombras un poco de luz, se que mis pensamientos parecen caminatas durante horas en la oscuridad por eso no quiero que más nadie entre, necesito no lastimar a más nadie.

Siempre en el día llega a cualquier hora ese dolor que me abraza tanto y me despedaza sin razón, ojalá hubiese sido tan bueno amándote como imaginándote en este presente que siempre lo hago con una botella pegada en la mano. Yo solo sabia que mi destino era amarte porque no había cosa que me alegrara y me llenara mas que tu voz combinada con esa sonrisa escandalosa.

Eras mi caribe, mi playa, mi palmera, mi agua cristalina esa que miras en folletos y solo deseas estar ahí pero todo eso se quedo desierto, ya no hay arena ni el clima es el mejor, fue todo arrastrado y borrado por un gran tsunami sin dejar si quiera un pez vivo. Ya no escucho la voz del mar se hizo el silencio y dentro de él se lleva todas esas voces resonando en mi cabeza, las que alguna vez me decían que intente nuevamente a sacarme las espinas esas que quizás en alguna parte se encuentran junto con esos besos que no pude darte.

Alguna mañana me despierto nostálgico y sumiso, imaginándome su espalda, su cintura, su pelo bajo la sabanas.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: