Aprendíz


Algún día vas a entender que nada es para siempre, que aveces nos condenamos a nosotros mismos a que nos decepcionen, solo quiero hablarles desde los rincones de mis asombros, estoy en una etapa que deseo aprender más y distraerme menos. No se cual va a ser mi rol acá, aprender a que la paciencia es un tipo de energía el tiempo acomoda las cosas y estoy seguro que todo lo que baja también sube. Creo que el yo de hace un mes es el 50% de lo que soy yo hoy, trato de recrearme día a día, luna a luna, segundo a segundo y aunque aveces me cueste entender que nada tiene sentido creo que hace 3 días que no logro encontrar mi rumbo.

Los procesos hay que aprender a amarlos y confiar en ellos porque ellos son los que nos dan la calma al final de cada uno, tenemos que prepararnos para las vivencias difíciles porque es mentira que todo es felicidad. Todo el tiempo tenemos que complementarnos porque el dolor es una parte obstinada en el proceso de la vida pero la resistencia solo la empeora, hay que prepararnos para los cambios difíciles, la vida se compone de perdidas y faltas simbólicas. Expresar emocionalmente lo que cada cambio, cada perdida nos genera, hoy en día me siento cansado, abrumado, viviendo y muriendo al mismo tiempo.

No puedo quedarme detenido y quiero ser responsable a mi mismo por eso tengo que curar y hacer el proceso que tanto dolor me da, aveces solo puedo asimilarlo, aceptarlo y dejarlo ir. Casi todos los otros días vivo en una lucha constante con mi cabeza encontrándole una sentido a todo esto, aveces siento como un cansancio de golpe haciéndome notar que la vida no es para nada fácil. Solo aveces acuesto la cabeza en la almohada y solo escucho el ruido de la lluvia, cuando será el momento del proceso que pueda solo escuchar el ruido del viento y la energía de la luna chocando con mis ojos rojos de tanto mar.

Vivir un día a la vez me hizo aprender este proceso que tanto trabajo me esta dando, la verdad es que uno progresa gracias al otro en el vínculo lo que ve que todavía queda por mejorar, mi cuerpo es el gran receptor y emisor de los días. ¿Cuando fue el día que no pudiste decir no? Este camino me esta haciendo muy transformador, me di cuenta que hay cosas que no quiero hablar más y otras que quiero hablar menos. Tengo que salir sin mapa en busca de sentido, el camino va a ser largo pero voy a tener que guiarme por mi propia aventura.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: